LOS CUATRO DICTADORES, de Eduardo Arroyo

eduardo-arroyo-cutro-dictadoresEDUARDO ARROYO
Los cuatro dictadores, 1963
Óleo sobre lienzo
235 x 140 cm cada pieza
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid (España)

Eduardo Arroyo nace en Madrid, el 26 de Febrero de 1937.
Periodista de vocación y poseedor de grandes aptitudes para la pintura, allá por el año 1958, Arroyo (al igual que muchos otros compatriotas) decide salir de España, pues el gobierno del país está en manos del militar y dictador Francisco Franco, y ante esta realidad el clima se torna insoportable. Así, se dirige a París, donde entra en contacto con los exiliados españoles. Este hecho enardece su crítica al régimen franquista y el sentimiento cristaliza de facto en muchas de sus obras.

El políptico “Los cuatro dictadores” (dado a conocer en 1963) constituye una de las creaciones más trascendentes en el conjunto de su obra.
Se trata de una figuración artística, derivada de la estética del pop art, con la que Arroyo critica de manera mordaz los cuatro regímenes dictatoriales implantados en aquellos momentos, en diferentes países, y liderados por los personajes que aquí representa, a saber: Mussolini, Franco, Salazar y Hitler.
Las figuras aparecen con las vísceras al descubierto. Arroyo metaforiza así la convergencia de miedos, pensamientos y sentimientos de los que estos personajes eran víctimas a la par que ejercían el totalitarismo y una brutal represión.

Esta serie de retratos muestra, en definitiva, ciertos elementos iconográficos que revelan el eclecticismo propio del arte y, a su vez, contienen el valor de la denuncia política.

Actualmente, hay quienes opinan que determinadas organizaciones españolas se ocultan bajo una máscara sutil mientras “reclaman honor para un dictador, e intentan aplicar la censura y coartar la libertad de expresión…”. (Encontraréis el enlace a la página bajo estas líneas). Ahora cada cual, independientemente de los tintes ideológicos que dicho texto pueda proyectar, es libre para reflexionar sobre su lectura y extraer conclusiones.

Enlace al texto “¿Franco ha muerto? La censura entonces y hoy”

Anuncios